Música

¡ Bienvenidos al Blog !

Este blog esta dedicado a la publicación de sonetos y otro tipo de poemas de mi autoría, espero sean de tu agrado. De ser así, agradeceré dejes tu comentario y de no ser así, déjalo tambien porque lo tendré en cuenta para mejorar, pero si a pesar de todo prefieres no hacerlo, tambien está muy bien, lo importante es que al irte de este sitio, te vayas algo mejor que antes de llegar, tal vez sea una pretensión desmedida, pero esta enmarcada en un sincero deseo y en el motivo que me alienta a publicar estos versos. Muchas gracias por tu visita



¿Qué es un soneto?

Un soneto es una composición poética de origen italiano, que consta de catorce versos endecasílabos, distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos. Los cuartetos deben compartir las mismas rimas de tipo consonante, y los tercetos pueden componerse a gusto del poeta con la única condición de que compartan al menos una rima tambien de tipo consonante.
La estructura clásica del soneto respecto a la distribución de la rima tiene las siguientes formas: ABBA ABBA para los dos cuartetos y CDC DCD o CDE CDE para los dos tercetos, en realidad los tercetos son mas elásticos en lo que a su rima se refiere y varia según el gusto del que escriba, las formas mencionadas de rima y métrica son las mas usuales, pero se pueden encontrar diversas combinaciones de rimas y acentuaciones, asi como tambien sonetos Alejandrinos (14 sílabas) o sonetos con rima asonante o directamente sin rima.
Tambien se puede agregar al final un "estrambote" que es un conjunto de versos adicionales. Estrambote deriva del adjetivo estrambótico, que significa "extravagante, irregular "
Si alguien quiere profundizar este tema y conocer todos sus aspectos, así como otras cuestiones referentes a la poesía les recomiendo visiten el siguiente sitio :
http://vademecum-poetico.blogspot.com/

Foro Poético MONOSÍLABO

<b>Foro Poético MONOSÍLABO<b></b></b>
Soy usuario registrado

sábado, 13 de marzo de 2010

El desacato















Me lo hiciste saber con tu zapato
que en silencio acercaba su estocada,
al tiempo que el fulgor de tu mirada
me traía la duda de un novato

y el rojo manifiesto de arrebato
en el rostro que exhibe la llegada
de esta historia que surge de la nada
en la mesa del bar "El Desacato",

que como tal induce a la ruptura
de los lazos que atan al pasado,
a causa de la súbita locura

de un zapato vivaz y desbocado
que deja al corazón en desmesura,
y envuelto en los sabores del pecado.

Safe Creative #1001195351143

23 comentarios:

Duna dijo...

Tu composición genial.
Sobre ese zapato, no se yo que decirte, a mi me ha gustado el final...

Un beso Gustavo

Rosan dijo...

oi Gustavo.
é asim, por vezes, tudo começa com um sapato, um roçar de pernas por baixo d a mesa, e tudo pode se por a´perder, el desacato começa nesta hora,
lindo poema, mais uma vez...

abraço

Iván Threze dijo...

Me suena que te lo he leído en el foro, pero da lo mismo: está guay. Un abrazo.

Amadeus dijo...

Este soneto de zapatos y pecados es una locura de preciosidad.
De tu pluma, tal vez uno de los que mas me gustan.
Un abrazo.

Isabel González dijo...

Conseguir transmitir con las limitaciones del recuento silábico, la rima concreta ...me parece admirable

Paloma Corrales dijo...

La seducción sugiere e invita desde los ojos hasta el leve roce de un zapato... fantástico.

Besos maestro.

Ío dijo...

Roces por debajo de la mesa, lejos de las miradas ajenas; arrebatos de locura.... precioso, Gustavo
Besos

Ío

Gustavo Pertierra dijo...

Gracias por dejar tu parecer (siempre generoso) estimada Duna.
Un cordial abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Rosan, agradezco tu habitual gentileza para con mis escritos.
Muito obrigado
Recibe un abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Asi es, estimado Joe, las musas estan de vacaciones, como dice Serrat.
Gracias por tus constantes visitas.
Un fuerte abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Amadeus, cuanto me alegro que te haya gustado y si es el que más, tanto mejor
Un abrazo, amigo

Gustavo Pertierra dijo...

Muy agradecido por tu consideración Isabel, es muy estimulante.
Un abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Estimada Paloma, muy agradecido por tu paso por este sitio en el que simpre dejas tu significativa amabilidad
Un afectuoso abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Gracias Io, los conceptos vertidos sobre lo escrito son un estímulo para seguir escribiendo (o al menos tratando)
Un cordial abrazo

Candela Martí dijo...

Gustavo, mil disculpas por mi largo silencio, debido a motivos personales. No me perdono haber estado tanto tiempo sin degustar tus exquisitos versos y tu magnífico versar, amigo mío.
Este soneto es un lujo de delicadeza con forma de amor desde un zapato. ¡Magnífico!

Un gran abrazo.

rahina q.h. dijo...

powerful words!

Alma Mateos Taborda dijo...

Como siempre, asombrosamente genial. Felicitaciones!! Enorme dominio de este estilo literario. Te aplaudo de pie.

Gustavo Pertierra dijo...

Thank you Rahina q.h. you are very amability with your comment and reading my poetry
Grettings !!!

Gustavo Pertierra dijo...

Estimada Candela , no hay de que excusarse, la vida nos lleva por distintos caminos, pero en algún momento nos devuelve a los habituales. No tienes ninguna obligación de visitar este blog, mi ánimo ya sabe que cuenta con tu beneplácito. De todos modos agradezco lo enorme gentileza de dejar tu palabra
Un afectuoso abrazo, amiga

Gustavo Pertierra dijo...

Estima Alma, te recuerdo que no es necesario que aplaudas de pie, "Puedes tomar asiento".
Muy agradecido por tu visita y por constante generosidad
Un cordial abrazo

Circe La Hechicera dijo...

Hola Gus, mira que bonito, sugerente, seductor, travieso y càlido. Siempre un placer leerte. Besos!

Gustavo Pertierra dijo...

Gracias Circe, aprecio tanta gentileza y amabilidad para comentar
Un abrazo

lylimedi dijo...

¡Es increible!lograstes que estuviese ahi, en ese mismo instante.No sé como explicarlo, debo haber vivido esa misma situación. Algunos atrevimientos que tuvimos los enterramos en la memoria cuando por la edad y los compromisos ya no nos animamos a repetirlos.
Me fascina como escribes,el tango, Serrat, ¡Alejandro Dolina! No en vano nos separa apenas un charquito.