Música

¡ Bienvenidos al Blog !

Este blog esta dedicado a la publicación de sonetos y otro tipo de poemas de mi autoría, espero sean de tu agrado. De ser así, agradeceré dejes tu comentario y de no ser así, déjalo tambien porque lo tendré en cuenta para mejorar, pero si a pesar de todo prefieres no hacerlo, tambien está muy bien, lo importante es que al irte de este sitio, te vayas algo mejor que antes de llegar, tal vez sea una pretensión desmedida, pero esta enmarcada en un sincero deseo y en el motivo que me alienta a publicar estos versos. Muchas gracias por tu visita



¿Qué es un soneto?

Un soneto es una composición poética de origen italiano, que consta de catorce versos endecasílabos, distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos. Los cuartetos deben compartir las mismas rimas de tipo consonante, y los tercetos pueden componerse a gusto del poeta con la única condición de que compartan al menos una rima tambien de tipo consonante.
La estructura clásica del soneto respecto a la distribución de la rima tiene las siguientes formas: ABBA ABBA para los dos cuartetos y CDC DCD o CDE CDE para los dos tercetos, en realidad los tercetos son mas elásticos en lo que a su rima se refiere y varia según el gusto del que escriba, las formas mencionadas de rima y métrica son las mas usuales, pero se pueden encontrar diversas combinaciones de rimas y acentuaciones, asi como tambien sonetos Alejandrinos (14 sílabas) o sonetos con rima asonante o directamente sin rima.
Tambien se puede agregar al final un "estrambote" que es un conjunto de versos adicionales. Estrambote deriva del adjetivo estrambótico, que significa "extravagante, irregular "
Si alguien quiere profundizar este tema y conocer todos sus aspectos, así como otras cuestiones referentes a la poesía les recomiendo visiten el siguiente sitio :
http://vademecum-poetico.blogspot.com/

Foro Poético MONOSÍLABO

<b>Foro Poético MONOSÍLABO<b></b></b>
Soy usuario registrado

viernes, 3 de enero de 2014

El caminante y sus miedos




Buscaba yo el origen de mis miedos,
solo, en la oscuridad que me acechaba
sentía que por ella caminaba
tanteando el abismo con mis dedos.

Huérfano en la fortuna y en mis credos
por la senda de sombra continuaba,
el frío brutal del pánico me hincaba
como el dardo a los toros en los ruedos.

Caminé sobre el filo del acero
de una espada colmada de avatares,
segadora del canto del jilguero

y así del caminante y sus pensares
van quedando jirones de su cuero
y el alma amortajada de pesares.